A vueltas con el Ford Focus RS

La segunda ronda de Liga Nacional DiRT 4 generó más problemas a lo largo de las etapas de lo esperado por un coche, a ratos, inestable.

17/01/2018 | 21:15 (UTC Madrid)
Redacción: Javier Martín

Nuevo asalto de la liga más dura del CES: Liga Nacional DiRT 4. Esta vez al mando del Ford Focus RS, los pilotos vivieron una noche más complicada de lo esperado debido a las inercias que transmitió el coche desde la primera etapa.

Siempre que hablamos de la competición de los martes, el resumen se concentra en un sólo elemento: el coche. Como ya hemos comentado, el Ford Focus RS dio una de cal y otra de arena: de entrada se sentía bien, parecía ir perfecto en cualquier circunstancia. El problema venía cuando, de golpe, daba algún que otro susto, por lo que esa confianza sólo podía llevarte a la arbolada. Es por ello que en multitud de cámaras onboard vimos más vuelcos de lo normal (todo sea dicho, hay aficionados a ello y no lo juzgamos).

Pese a ello, la gran participación fue premiada con un gran número de pilotos que acabaron todas las etapas: cerca del 99%. Incluso aquellos que se fueron a recoger las posibles patatas que puedan deber (ejem, ejem) pudieron terminar por completo la ronda de ayer, lo que es un gran signo del compromiso de los pilotos de Liga Nacional DiRT 4.

Os dejamos la clasificación actualizada y, como siempre, la sección de comentarios donde podréis contar vuestra experiencia. ¡Nos vemos el próximo martes!

Clasificación

Comentarios de la publicación

comentarios

2018-01-17T21:12:33+00:0017/01/2018|Crónica, DiRT 4, Liga Nacional DiRT Rally|